Productividad y el efecto de la tecnología a través de las Apps

La productividad ha estado estrechamente relacionada con el desarrollo de la humanidad, a lo largo de la historia, la idea de producir más usando una cantidad de recursos limitada siempre ha sido un reto. Hasta finales del siglo XVIII, la productividad mundial aumentó en promedio un 10% por siglo y actualmente dicha barrera se puede sobrepasar en un par de años, gracias al avance tecnológico y al agudo ingenio humano.

La tecnología como herramienta de productividad ha permeado cada una de las actividades que realizan los individuos, organizaciones y países; permitiendo así, optimizar cualquier tipo de recurso y generando el mayor beneficio posible, no solo en términos económicos, sino también sociales, personales y en general, mejorando casi cualquier medida de beneficio subjetivo.

Uno de los resultados más destacados del desarrollo de la tecnología, es el de las aplicaciones. El uso de recursos como el tiempo, el dinero, la salud, la energía y los alimentos, puede ser optimizado a través del uso de aplicaciones, teniendo no sólo un impacto significativo en la vida de los individuos, sino también en empresas, organizaciones gubernamentales e incluso en países enteros.

Algunas apps como Bostear y Evernote, permiten incrementar la productividad del uso del tiempo; por otro lado, otras como Uber, Didi, Hellofood o Rappi, eliminan problemas de información y costos de transacción, conectando de forma eficiente la demanda y la oferta de servicios o productos, como el transporte o los alimentos. Otras, como lo hace por ejemplo Tapptus, permiten resolver problemas empresariales clave, como monitorear de forma efectiva los empleados en campo, asignar tareas y capturar datos de forma eficiente.

Para concluir, teniendo en cuenta los ejemplos anteriores, es claro que el uso de la tecnología y en el contexto actual, el uso de las apps, tiene un papel crucial en el desarrollo productivo de la sociedad, situando las metas individuales y sociales, unas cuantas millas más cerca de todos. Uno de los mayores retos de las empresas es transformar la forma en que realizan sus procesos para aprovechar todas las herramientas que la era digital pone en sus manos, estas permiten mejorar la eficiencia de las empresas para que sean más competitivas a nivel local e internacional.